El ilusionismo

El ilusionismo

    A veces, los días son chisteras de donde buscamos liberar algún conejo blanco. La magia. La magia que anhelamos porque se nos escapa, porque sus resultados son contrarios a las leyes naturales, pero, ¿qué es lo natural? ¿Qué es una ley? ¿Qué manos manifestaron la inexistencia de algo contrario a la firmeza de un hecho supuesto como verdadero?

 

    La magia no es sino lo discerniente entre el sueño y la realidad. Pero si la realidad no existe o lo hace desde infinitas vertientes, ¿no es acaso aquélla la magia en sí? Y si el sueño construye nuestros días y noches, despierta emociones y nos hace constructores de algo que hace escaso tiempo aún no existía, ¿no es este hecho también mágico? Entonces, podré decir, que la magia se esconde en la cimentación de la efímera verdad. Qué extraño resulta ahora pensar que todo lo mágico es irreal, falacia impuesta por el hombre a su propio mundo.

 

    Los días de diciembre son, a este lado del ecuador, fríos, nostálgicos y mágicos. Celebramos que alguien nació un día, ignorantes certeros de si ocurrió o no; y si reflexionamos un momento, con absoluta frialdad, veríamos incluso la majadería de esa necesidad por celebrar el cumpleaños de alguien que nos es ajeno, para escapar de nosotros mismos. Porque, ¿quién no es un poco menos egoísta en Navidad? ¿Quién no vuelve la mirada a la familia y recuerda a los que ya no están y algún día celebraron y soñaron con nosotros? ¿Quién no duerme ilusionado una Noche de Reyes? ¿Quién no ha sentido alguna vez que lo mágico se guarda siempre dentro de las personas? 

 

    La magia. La magia es la única verdad. Existe y su omnipresencia nos envuelve. Es la fe, la comprobación, lo palpable. Es el camino y el destino. La magia es la creación de cada uno de nuestros días. Ella hace posible que hoy, de nuevo, estemos aquí. La magia es el poder de creación y la ilusión de las personas. Así que sólo me queda dar gracias por esta entrañable coincidencia del tiempo y el espacio que me une a vosotros y me da voz. Gracias por compartir el ostensible ilusionismo de los días. 


_______________


    [Imagen principal] Carol Jiménez (2015).

 

Volver al número actual
Comentarios
Nombre (*)
Email (*) (No será publicado)
Website