Entrevista a Juan Blas
MÚSICA

Entrevista a Juan Blas

    Músico, ex-miembro de Nothink (una de las bandas con mayor repercusión en el panorama rock de los últimos años, que hace un tiempo dejó de existir) y actualmente en Minor Empires y The Big Bench. Productor, a los mandos de Westline Studios (uno de los estudios con mayor proyección nacional). Juan Blas se descubré ante The Church Of Horrors como un músico humilde y comprometido, cercano en las distancias cortas y apasionado con su trabajo. Nos habla en esta entrevista de sus proyectos presentes y futuros, de sus recuerdos e inquietudes, y de su labor como productor. Acérquense a uno de los productores de moda en este país, sois bienvenidos.   

 


    TCoH: ¿Qué tal Juan, cómo estás? ¿Cuáles son tus expectativas con el nuevo disco de Minor Empires?


    Las expectativas que tenemos, la verdad, te diría que ningunas. Y en base a eso creo que hemos sobrepasado la expectativa con la acogida del grupo. Desde diciembre hemos hecho los pre-orders, y sin ni siquiera estar en la calle hemos recibido un montón de pedidos. Es un orgullo para nosotros y una gran alegría. Un grupo que surgió como vía de escape a las bandas que teníamos por entonces… por hacer algo diferente. Las expectativas son seguir haciendo música, grabar e intentar hacer conciertos en la medida de lo posible, según la situación lo permita.

 


    TCoH: ¿Qué significa Minor Empires para ti en comparación con tu otro proyecto, The Big Bench?


    Cada proyecto tiene su cara. Uno me permite dar rienda suelta a muchas cosas que me apetecían, como viajar sin tener que llevar una excesiva cantidad de equipo (se refiere a The Big Bench, ndr.). Este proyecto me permite viajar sólo con mi acústica y hacer giras, y a su vez dar conciertos con banda si el lugar lo permite. Quiero que la formación sea abierta y esté viva. A su vez, el proyecto tiene una connotación acústica o «tranquila», más arreglada en comparación con Minor Empires, que es algo que he hecho siempre, un proyecto «más rock», con la ventaja de contar con un guitarrista más, a diferencia de Nothink que éramos un trío. Con ambos tengo cubierta la variante de sonidos y música que más me gustan.

 


    TCoH: Respecto a de The Big Bench, se trata de un proyecto, que por lo pronto, es en solitario hasta que salga a la luz tu nuevo disco. ¿Cómo te sientes en estos momentos, tú sólo ante el peligro, sin el respaldo de un grupo? ¿Te sientes con mayor responsabilidad o el hecho de presentar tus canciones, tú con tu guitarra únicamente te da más tranquilidad?


    El poder hacerlo es una experiencia diferente. No te negaré que cuando estás con más gente en el escenario las sensaciones son otras y se disfruta muchísimo. La responsabilidad es la misma, salgas sólo con una acústica o con la banda, intentas hacer lo mejor siempre. A ti mismo te exiges lo mismo cada noche.

 


    TCoH: ¿Cuándo podremos disfrutar de los nuevos discos de Minor Empires y The Big Bench?


    El de Minor Empires va a salir a finales de Enero, y los pre-orders ya están hechos. El disco de The Big Bench va a seguir la dinámica de Minor Empires, es decir, hacer una serie de adelantos a partir de febrero. Buscaremos la fecha adecuada, aunque probablemente tendremos que esperar hasta final de año para tener todo listo y poder llevar a cabo la publicación.

 


    TCoH: En los vídeos en acústico que has ofrecido a través de tu página y las redes sociales, se nota que las canciones son especialmente intimistas y con un rollo folk inconfundible, ¿qué hay del rock?


    Pues, yo creo en la actitud ante las canciones, es decir, que las canciones deben defenderse por sí mismas con una acústica y una voz, o con una banda en formato con más instrumentación… ya te digo, esa actitud de tocar en cualquier parte o en cualquier lado es la que te hace no ser un mero proyecto de baladas o acústico. Yo creo que es un proyecto vivo y tiene muchas posibilidades.

 


    TCoH: Al igual que tú, creo que tiene muchas posibilidades. Lo que haces creo que puede llegar mucho más allá de lo que en un primer momento esperabas.


    Es algo que no está claro todavía. Hay mucha gente que piensa que The Big Bench es un proyecto de cantautor, de una acústica y una voz, que se va a quedar ahí. Ahora estoy con el tema del disco, que lleva banda al completo… me gusta poder ofrecer las dos variantes, las canciones al final son las mismas, pero están vestidas de una forma más melódica.

 


    TCoH: Y en cuanto a las letras, ¿es cierto que recogen un sentimiento más íntimo que en Minor Empires?


    Sí, yo creo que la temática es diferente. Quizás en The Big Bench las letras son más personales, un poco más agrias, un poco más «duras». En Minor Empires van a hablar de algo más global, a nivel de sociedad, digamos.

 


    TCoH: En relación a la banda, ¿The Big Bech terminará consolidándose como grupo autónomo?


    No sé, la verdad. Nunca puedes decir «no» ni «sí», es un proyecto que está dando pasitos de una forma muy natural, ya te digo, desde el primer momento, «oye, una acústica y unas canciones, ¿por qué no grabar unos videos para Internet?». Todo ha empezado así. Ahí mucho camino por delante y muchas posibilidades, pero nunca se sabe. Este año marcará la línea a seguir.

 


    TCoH: ¿Qué músicos te van a acompañar en este proyecto tan emocionante?


    He tocado mucho con Victor Uriel, que es un batería muy amigo mío, nos conocemos de otros proyectos, estando con Nothink hemos coincidido en festivales y en alguna gira. Estoy tocando también con Quico Duret; con Manolo, que toca en Hardtops y en Toundra; Jacobo Naya, que anda con la M.O.D.A., y bueno, hemos estado grabando algunas cosas, como un dueto, con una chica que se llama Teresa Bangsgaard. Es un proyecto muy abierto que se nutre de mucha gente. De momento andamos grabando el disco, y para la banda de directo ya veremos quién se anima.

 


    TCoH: Cambiamos de tercio, y vamos a centrarnos, si te parece bien, en tú faceta como productor. ¿Cómo te formaste?


    Bueno, como todo, cuando a alguien le gusta algo, y hoy más teniendo todo al alcance en Internet, y estando todo como una fuente de saber, pues tiramos de autodidactas. Recuerdo en la época de Nothink, las demos las grababa, hacía cosillas y tal. Cuando me lo tomé más enserio fue cuando terminé la ingeniería de sonido en Londres, y todo coincidió con la salida de Nothink para grabar en Seattle, que fue una buena experiencia… y volver a España y montar Westline Studios, y a partir de ahí no parar.

 


    TCoH: ¿Montar el estudio fue cosa del grupo o algo propio?


    Fue algo personal. De hecho estuve viendo, en principio, cuando vivía en Londres, la posibilidad de haberlo montado allí. Al final, por circunstancias de la vida marché a Madrid y encontré la localización, el sitio perfecto para la idea que yo tenía en mente, y así ha sido.

 


    TCoH: Supongo que todos aquellos conocimientos te sirvieron para, más adelante, crear Westline Studios, ocupando así otra faceta que algunos desconocíamos, ¿cómo eres detrás de la mesa de mezclas?


    Yo me definiría como un tío que ha estado al otro lado también, que ha estado sufriendo lo que es preparar un disco, grabarlo y demás. Me gusta sentirme en la mitad. Intento estar, cuando estoy grabando un disco sentir las responsabilidad como productor, y el hecho de que hayan depositado la confianza en mí. Por otro lado, me gusta ganarme la confianza del músico, sabiendo ellos que soy músico, que no soy el enemigo ni un extraño. Les comprendo cuando ellos tienen un problema, porque he pasado por ahí. Con el estudio me gusta dar lo que yo hubiera querido tener, y todas las comodidades que a mí me hubiera gustado tener. Mi forma de trabajar es volcarme como uno más del proyecto, hacerles ver que realmente hay un interés por mi parte, y que no es simplemente unas horas contratadas en un lugar y darle a un botón rojo. Me gusta involucrarme hasta donde el grupo me deja entrar.

 


    TCoH: ¿Tienes algún productor de referencia o intentas marcar un estilo propio?


    Intento pillar lo que me gusta de aquí y de allá. Desde luego me queda mucho por aprender y siempre puedes aprender de cualquiera, incluso de la gente de los grupos que viene aquí a grabar discos. Referencias suelo tener con la gente que he trabajado de cerca: Santi García, con el que grabamos con Nothink; Mat Bayles, con el que grabamos en Estados Unidos… Cada uno tiene su método, mil experiencias con las que aprender, y te quedas con aquello que te sirve, que puedas utilizar en el día a día.

 


    TCoH: Por profundizar en el tema. ¿Qué te parece Rick Rubin?


    Me parece un tío extravagante, pero su trabajo lo defiende. Nadie le puede toser, ni negarle el talento, ni los discos que ha grabado y su sonido. Todo lo que hay detrás le hace más especial.

 


    TCoH: Hablando de grupos, tengo entendido que tienes amistad con los componentes de Toundra, con los que has colaborado en su último disco. De forma más general, ¿qué te parece el rock instrumental que se está haciendo en nuestro país?


    Me parece que hay grupos de mucha calidad. He tenido la suerte de trabajar con algunos, y hay cosas que no tienen nada que envidiar a lo que se hace fuera. Hay grupos como Jardin de la Croix, Fura, Toundra —de los que tú hablabas—. No hay más que ir a un concierto suyo, ponerte delante y que te «vuelen la peluca», como diría un buen amigo (risas). Es así. Hay grupos instrumentales de gran calidad.

 


    TCoH: Al preguntarte me he referido al rock instrumental y no al post-rock, a sabiendas de que existe mucho debate sobre dicha etiqueta, debate que sigo con mucho interés y no he podido resistir preguntarte, a ti que de alguna manera estás al día, ¿qué te parece la etiqueta post-rock?


    Las etiquetas me parecen una forma de poner un sello a esa música, para que la gente que lee acerca de alguien que no conoce se haga una idea. Es muy difícil encasillar con una palabra o dos lo que hace un grupo.

 


    TCoH: Estoy de acuerdo contigo. ¿No crees que en el fondo todos estos grupos tienen algo en común?


    Sí, hay algunas estructuras y sonidos de guitarra que lo unen todo.  

 


    TCoH: Somos muchos los que en su día te seguimos como parte de Nothink, banda que generó grandes expectativas en la escena rock estatal y que desde mi opinión tenía visos para convertirse un una banda importante, hasta que os separasteis. Tuvo que ser una decisión bastante comprometida y dura, ¿cómo llevaste aquella decisión, qué ocurrió?

 

    Personalmente no fue una decisión fácil de tomar, pero tampoco podíamos engañarnos a nosotros mismos ni a la gente que nos escuchaba y seguía la banda. ¿Qué pasa? Que España es el país que es, y hacer música aquí ya sabes que es muy complicado. Si encima haces una música como la que hacíamos nosotros, rock y cantando en inglés, pues es complicado. Nos pasamos media vida volcados en el grupo, y descuidando un poco nuestras vidas. Te planteas que tienes treinta años y que no puedes estar todo el día en la carretera para llegar a casa y a duras penas salir del paso. Yo con el estudio he sabido montármelo bien, pero quizás no todo el mundo, en el grupo, habíamos adaptado nuestra vida a esa forma de vida. Entonces el grupo pasó a ser una traba al hecho de conseguir un trabajo, porque estaba claro que del grupo no se puede vivir.

 


    TCoH: ¿Dime un recuerdo bueno de aquella etapa?


    Pues mira, me acuerdo mucho de una cena que tuvimos en Francia, estando de gira, en Burdeos, con el grupo y Sergio, que era nuestro manager y andaba como técnico de sonido. Aquella cena, estar allí, en Burdeos, en un sitio tan especial, nos pusieron una mesa con vino y salieron muchos sentimientos y muchas experiencias y, de hecho, la bautizamos como «El espíritu de Burdeos». Hubo una conversación enorme y empezamos a filosofar, a hablar de la vida. Me acuerdo mucho de esa noche porque fue al final, de las últimas cosas que vivimos.

 


    TCoH: Recuerdo que salisteis en la portada de la Rockzone con motivo de las listas de los mejores discos del año —de la cual os eligieron como mejor banda nacional—, y en aquella portada aparecían también Biffy Clyro, ¿cómo fue aquella experiencia?


    La verdad es que fue brutal, porque no nos lo esperábamos. De repente verte en la portada con gente a la que admirabas tanto y que te digan que has sido disco del año, fue una pasada. Seguimos mirando atrás y alucinamos.

 


    TCoH: Existía cierta opinión entre el público que decía que os asemejabais a ellos, para mí no la había, pero, ¿existía alguna influencia del grupo escocés?


    Siempre nos han gustado mucho, y al final te gustan los grupos porque tienes un nexo de unión con ellos. Nos gustaban pero no queríamos ser Biffy Clyro. Éramos lo que éramos e intentábamos ser los mejores, sin imitar a nadie.

 


    TCoH: ¿Has escuchado el último disco de Biffy Clyro? ¿Qué te parece?


    Sí, me ha gustado. Me costó un poco al principio, pero al final lo he disfrutado mucho. Los discos dobles, ya sabes, mucha canción y necesitas darle una escucha por encima. Después con la escuchas se entiende mejor el concepto del disco.

 


    TCoH: Me gusta mucho como suena tu guitarra acústica, tiene un sonido increíble. ¿Qué guitarra es?


    Una Martin. Una guitarra que estuve buscando mucho tiempo. Quería esa guitarra, ese modelo en concreto. Y estoy muy contento, la verdad.

 


    TCoH: A veces, detrás de una guitarra hay una experiencia personal. ¿Hay alguna historia que nos puedas contar?


    De momento, es muy pronto porque la tengo desde hace poco. Ya la estoy sacando a pasear, y seguro que en el futuro tendrá alguna anécdota detrás.

 


    TCoH: Los objetos tiene algo mágico que les permite absorber los recuerdos, y cuando tú los aprehendes como que descargan esa memoria hacía ti, trayendo imágenes…


    Con esa guitarra me ha pasado algo muy curioso, y es que el primer día que la abrí noté un olor fuerte, la guitarra es de nogal, y olía de una forma muy peculiar. La dejabas dentro de una habitación y la estancia se llenaba de olor a madera. Cuando pienso en ella me viene a la memoria ese olor.

 


    TCoH: Aparte de la música ¿qué otras aficiones o hobbies tienes?


    Entre la música y el estudio me queda muy poco tiempo para otros hobbies. Mi hobbie es la música, el estudio, mi perro, mi familia y viajar lo que puedo. A eso dedico el 98% del tiempo.

 


    TCoH: Muchas gracias por concedernos tu tiempo para esta entrevista a The Church Of Horrors. Te deseamos suerte con tu gira y con tu esperado nuevo disco.


_______________

 


Pies de foto:


[Imagen principal] JB images (2014) The Big Bench.

 


Enlaces de interés:


Westline Studios, en Tumblr. Recuperado el 17 de enero de 2014, desde: http://westlinestudios.tumblr.com


Westline Studios, en Facebook. Recuperado el 17 de enero de 2014, desde: https://www.facebook.com/Westlinestudios


Westline Studios, en Twitter. Recuperado el 17 de enero de 2014, desde: https://twitter.com/westlinestudios


Página web de Minor Empires. Recuperado el 17 de enero de 2014, desde: http://www.minorempires.com


Página web de The Big Bench. Recuperado el 17 de enero de 2014, desde: http://www.thebigbench.com

Volver al número actual
Comentarios
Nombre (*)
Email (*) (No será publicado)
Website