Entrevista a Salva Rubio
MÚSICA

Entrevista a Salva Rubio

    Salva Rubio es autor de uno de los mayores éxitos editoriales del panorama musical español —rompiendo los esquemas con Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad (1981-2011)—, también es guionista, músico y escritor de novela. Nada se le escapa a uno de los creadores más polifacéticos de nuestros días. Desde TCoH hemos tenido el placer de charlar con él y conocerlo de cerca. Compartimos aquí sus opiniones y sus vivencias con todos vosotros.

 


    TCoH: ¡Buenas Salva, bienvenido a esta congregación de los horrores! ¿En qué andas metido en este momento? A una persona tan polifacética siempre se le presume con algo entre manos.

 

    ¡Hola TCoH! !Gracias por vuestro interés y vuestra bienvenida! Actualmente me encuentro enfrascado en un proyecto bastante curioso, porque nunca había hecho nada así: me han encargado adaptar una serie de televisión a novela, cuyo título no puedo revelar aún, pero que se encuentra actualmente en emisión. ¡Misterio, de momento!

 


    TCoH: Desde esta web queremos felicitarte porque tu libro Metal Extremo: 30 años de oscuridad (1981-2011) ha llegado ya a su cuarta edición. ¿Qué ha supuesto para ti este logro? ¿Alguna vez sentiste, antes de ver la luz tu obra, que aquella idea que te rondaba por la cabeza fuera a tener tal éxito?


    Muchas gracias por vuestra felicitación. Lo cierto es que ha sido muy satisfactorio a nivel personal y profesional llegar a esta cuarta edición, por varias razones. La primera, porque la editorial, pese a su apoyo, nunca pensó que llegaríamos a este resultado, y lo cierto es que demostrar que un libro sobre metal (un género considerado marginal) vende mucho más que otros libros sobre rock o pop es poner una pica en Flandes, o lo que es lo mismo, en una sociedad que no presta atención a una expresión artística y musical de mucho valor.


    Por otro lado, el éxito del libro lo agradezco enteramente a la comunidad metal, que me ha ayudado a difundir su existencia, y como parte de esa escena, es una satisfacción para mi sentir su apoyo y aprobación.


    Por último, a nivel personal escribí el libro durante dos años de trabajo muy duro, y aunque escribirlo fue en sí mismo la recompensa, lo cierto es que nunca pensé que fuéramos a llegar a la citada cuarta edición. Una vez más, ¡gracias a todos!

 


    TCoH: Como bien decías, el metal extremo tiene un público muy marginal, como ocurre en otros géneros musicales dentro y fuera del rock. Aun así, nos encontramos con una escena fiel y comprometida, siempre atenta en mantener vivo el espíritu de comunidad fuera de lo estrictamente musical. ¿Crees que la «escena extrema» prefiere permanecer en lo subterráneo y mantener intactos sus valores, o por el contrario crees que existe una tensión irresuelta entre lo underground y lo mainstream?


    Desde mi punto de vista, que un grupo llegue al éxito no quiere decir que no mantengan valores destacables o no tengan calidad musical. ¿Qué piensas?


    Como adelantaba en la respuesta anterior, creo que hay que matizar el adjetivo 'marginal'. Por un lado, porque siempre se ha usado a la hora de definir el rock y el heavy metal en España, y eso mismo ha generado una impresión a la ciudadanía y al mundo de la cultura en general de que esta música es para pocos y mal avenidos.


    Sin embargo, como decía antes, pocos libros de la Editorial Milenio han llegado a vender una cuarta edición, y desde luego, nadie esperaba que lo hiciera un libro sobre metal extremo, que se supone que es lo marginal entre lo marginal. En este sentido, sí que creo que el extremo cuenta con una legión de seguidores que son mucho más comprometidos que en cualesquiera otra músicas, más basadas en modas y tendencias.


    En cualquier caso, y volviendo a tu pregunta, creo que una de las cosas que hacen que el metal extremo esté tan vivo es precisamente esa tensión entre lo que podríamos llamar los «guardianes del underground», es decir, bandas y fans que se preocupan por mantener la música, la estética y la ética tan cerca posible de cómo nacieron en origen, y otros oyentes y bandas que abrazan decididamente todo lo que venga nuevo. Así por un lado, no se pierde la pureza de los inicios, pero tampoco nos quedamos en una reiteración endogámica que podría convertir nuestra música en algo que no aporta nada nuevo (como ciertas escuelas de rock clásico), pero igualmente, a la vez, impide que una evolución demasiado rápida lo convierta en algo pasajero, como ocurrió, por ejemplo, con el grunge.

 


    TCoH: Tu libro Metal Extremo ha venido a cubrir un vacío existente en la bibliografía musical en lengua castellana, pero también un hueco dentro del mundo del metal. Ya era hora que hubiera un trabajo que dignificara el género. ¿Sientes que se haya abierto la puerta a que otros autores se adentren a publicar obras que profundicen en el género rock y metal, gracias a tu aportación?


    A día de hoy espero que la buena marcha del libro sirva para que presentes o futuros autores demuestren a sus editoriales que la apuesta es factible, y que habrá toda una escena recibiendo esos textos con los brazos abiertos. Por otro lado, espero que mucha gente vea que realizar estudios sobre metal en español es factible, y que a mi propuesta (que es en su mayor parte, pero no exclusivamente formalista) se sumen otras que estudien aspectos antropológicos, filosóficos, estéticos, técnicos, musicológicos, etc, que amplíen las miras sobre su validez y riqueza.

 


    TCoH: Lo cierto es que el número de publicaciones musicales ha ascendido en los últimos años, apareciendo cada vez más editoriales; pero casi todas las publicaciones que he podido observar son biografías de dinosaurios del rock. ¿Cuál es tu opinión al respecto?


    Las razones son dos: por un lado, el negocio editorial está cambiando, y con el advenimiento de una industria de la autoedición muy fuerte, habrá más editoriales, editores y autores que encuentren maneras sencillas de poner sus libros en la calle, sea en formato libro o e-book. Este es un proceso natural, análogo al que hace unos años se vivió con la llegada del mp3 y de los «home studios» que han hecho que tantos nuevos grupos y discos salgan. En mi opinión, es bueno que se democratice el acceso a estos medios de difusión artísticos y de estudios culturales, ya que cuantos más haya, más habrá por imitación, y creo que solo por estadística esto supondrá que el número de estudios de calidad aumente, lo que es bueno para todos.


    En cuanto a la temática, lo cierto es que hasta ahora, como ocurre con la narrativa, la no ficción y formatos parecidos, siempre ha sido mucho más fácil a los periodistas convertirse en escritores, por dos razones: tienen acceso a editores y además, pueden potenciar sus publicaciones gracias a que trabajan en un medio que les sirve de promoción. Sin embargo, esto también ha querido decir que la mayor parte de los estudios sobre rock o metal tienen ese enfoque periodístico que, sin ser en absoluto despreciable, sí que termina produciendo, por lo general, un tipo de literatura musical basada en la anécdota en primer lugar, y menos en lo científico, formalista, teórico… y creo que con la apertura del negocio editorial anteriormente citada, esta situación va a cambiar para mejor.

 


    TCoH: Salva, también has estado recientemente muy ocupado con el rodaje del cortometraje No kissing, en el cual participas como guionista. Cuéntanos algo más sobre este proyecto.


    No kissing es un cortometraje que rodamos hace un año en Londres con el director Manuel Arija (del que no deberíais perderos su multipremiado corto La piñata[1], entre otros). Es mi cuarto corto rodado y lo cierto es que nos ha dado grandes satisfacciones, porque lo hicimos por gusto y está funcionando muy bien en festivales. Es un corto hecho con una filosofía 100% DIY (hazlo tú mismo) y de bajo coste, y queríamos demostrar que no hacen falta grandes medios para contar una historia que importe a la gente. De momento, como digo, está girando por festivales y se puede ver cuando la seleccionan, y esperamos que en algún momento llegue a Filmin o a alguna plataforma similar y podáis verlo todos los interesados.

 


    TCoH: ¿Cómo se encuentra el mundo del guionista en estos tiempos de crisis? ¿Hay oportunidades o hay que escarbar para conseguir algo?


    Lo cierto es que el mundo del guión siempre ha estado en crisis, porque los guionistas españoles han sido históricamente peor tratados, por sueldos y condiciones de trabajo que otros guionistas europeos o, por supuesto, americanos. Como os imaginaréis, la crisis cultural que hay con las medidas que el gobierno toma (como la subida del IVA) y deja de tomar (como la reforma de la ley de cine, que lleva en el dique seco varios años) hacen muy difícil crear una industria competitiva y crear puestos de trabajo estables, ya no sólo de guión, sino de dirección, producción, etc. Es decir, que hay que escarbar no poco para seguir trabajando.

 


    TCoH: ¿Cuáles son tus guionistas y guiones de series favoritos?


    Es una pregunta difícil, porque me gusta contestar mencionando a guionistas y guiones que he leído, no sólo visto, y no circulan tanto como parece. En cualquier caso, agradezco la pregunta porque siempre me gusta destacar el hecho de que la versión del guión[2] que los espectadores de una serie o película ven, nunca es tal y como la concibió el guionista, pues cambia mucho del papel a la televisión por los procesos de desarrollo y la intervención de agentes externos como son productores, ejecutivos televisivos, etc. Pero para contestar directamente a tu pregunta, siempre es un placer leer a Aaron Sorkin, que escribe realmente bien; a David Mamet, que crea unos personajes increíbles y tiene una técnica de diálogo inolvidable; a los Cohen, que saben darle a todos sus trabajos un punto de frescura que siempre es bienvenida, o a Haneke, que escribe con la misma frialdad que dirige. Sobre series, no he podido leer sus guiones, pero me quedo con la triarquia The wire, The sopranos y Breaking bad. Casi ná.

 


    TCoH: Otras facetas tuyas son las de escribir novelas y hacer música, concretamente en la banda YTripleCorporation. Sinceramente, ¿qué te llena más, escribir sobre música o hacer música?


    La pregunta es muy fácil de responder: escribo para vivir, y elegí escribir porque es lo que más me llenaba. Hacer música es un divertimento y como tal, me sirve para evadirme, ver a los amigos, crear proyectos… y como todos sabemos, hacer metal es endiabladamente divertido.

 


    TCoh: Respecto de tu novela, Zíngara: buscando a Jim Morrison (Suma de Letras, 2012), tu personaje, Jaime, se embarca en una búsqueda hacia los límites de lo personal, para encontrar a Jim Morrison, esa superestrella tan conocida, teniendo en cuenta que el personaje padece una grave enfermedad que le ha mantenido recluido en su casa. ¿Qué hay de Jaime en tu andadura profesional y personal?


    Ciertamente, has dado en el clavo, y es que hay mucho de personal en Zíngara. En esta novela, cuento no sólo la historia de un chico que busca a Jim Morrison, sino un proceso de salida del estancamiento vital en el que tantas veces nos metemos como personas (nuestra vida «no está bien» y lo sabemos) y cómo nos enfrentamos a nuestra propia resistencia al cambio para evitar salir de él. Por suerte, si la vida nos da los suficientes golpes y aprendemos a «soltar nuestra muleta», es decir, a dejar de buscar excusas en nuestras limitaciones para dedicarnos a superarlas, nuestra vida cambiará para mejor, siempre.

 


    TCoH: En The church of horrors tenemos especial predilección por el comic. También eres autor de novelas gráficas. ¿Cómo un heavy, guionista y analista de cine se dirige hacia el cómic como otra vía de expresión?


    La respuesta corta es: para vivir. Si bien trabajo como guionista audiovisual y también me dedico a la novela ensayo, etc., a diferencia de lo que el público piensa, es muy difícil vivir exclusivamente de el arte o las letras. Por eso, y como aficionado al cómic, manga y novela gráfica desde que era joven, en un momento dado decidí probar suerte y enseñar alguno de mis proyectos a varias editoriales, entre ellas Le Lombard.

 


    TCoH: Sí, pronto publicarás con esta reputada editorial comiquera. ¿Nos puedes adelantar algo?


    Un poco, nada más. Continúo la respuesta desde la pregunta anterior. Mostré mi propuesta en Le Lombard, les gustó y a día de hoy, el dibujante Pedro J. Colombo[3], la colorista Aintzane Landa y yo como guionista estamos dando forma a una novela gráfica que cuenta la increíble historia real que vivieron unos españoles prisioneros en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. La novela gráfica será publicada durante 2015. ¡Como se suele decir, hasta ahí puedo leer! Si queréis saber más, seguidnos en Facebook, Twitter

 


    TCoH: Lo haremos, Salva. Como habrán podido adivinar nuestros lectores, eres una persona bastante dedicada al arte en sus múltiples vertientes. Como artista, y frente a tanta efervescencia creativa, ¿cómo te organizas? ¿Cuál es tu método de trabajo?


    Ciertamente, cuando empiezas a vivir de esto, ¡no puedes depender de cuándo te llegue la inspiración o de cuándo te apetece escribir! Pronto te das cuenta de que es necesario un método y currar muchas más horas que cualquier persona que trabaje en una empresa. A mí lo que me funciona bien es centrarme lunes, martes y miércoles en el trabajo más importante que tenga en las manos, y jueves y viernes ocuparme de otro tipo de cosas que no son tan apremiantes.

 


    TCoH: ¿Alguna vez has sufrido la procrastinación? Esa actitud de postergar actividades importantes como las de escribir un libro o componer una canción, por cosas irrelevantes y sin valor, sobre todo cuando hay una sobrecarga de trabajo.


    Sí, claro que la he sufrido, ninguno somos inmunes a eso, y a veces en los peores momentos. Lo que pasa es que, personalmente, me he dado cuenta de que cuando procrastino es porque no estoy a gusto para hacer la labor que me he impuesto en ese momento, así que trato de cambiar de ocupación y me suele funcionar. Por otro lado, últimamente también se quiere distinguir la procrastinación de la ensoñación: la primera es negativa porque es estéril, mientras que la segunda nos sirve para imaginar, resolver problemas mentales, descansar la cabeza… Aunque parezca una pérdida de tiempo, es muy útil para trabajar.

 


    TCoH: Ya has dado algunas conferencias tratando temas relacionados con la música que más amas: el metal extremo. A través de Internet se puede escuchar una de tus conferencias para el Rock & Metal Encounter que se celebró el año pasado en la Universidad de Jaén, bajo la batuta de los miembros de Tritónica Radio. ¡Ya son más de 2000 escuchas! Enhorabuena. ¿Crees que el público está demandando, cada vez más, este tipo de formatos que ayudan a conocer mejor la historia y las características de la música, más allá de la crítica periodística o la típica entrevista promocional?


    Pienso que vivimos en un mundo en el que la gente se siente más curiosa que nunca, y está dispuesta a explorar conocimientos en todos los formatos que existan; sin ir más lejos, hace poco ofrecí el contenido de esa conferencia de forma gratuita en mi web, en formato e-book. Lo bueno es que algunos escucharán esa conferencia mientras trabajan, y otros preferirán leerla tranquilamente, pero desde luego que es nuestra misión como escritores facilitar la labor al lector.

 


    TCoH: Esta pregunta es algo más personal. Cuando necesitas parar después de tantos compromisos creativos, ¿qué es lo que te gusta hacer? ¿Cómo te evades de tantas «responsabilidades»?


    Me gusta salir de casa, ya que es allí donde trabajo y donde paso la mayor parte de mi tiempo. De vez en cuando, cuando el trabajo me lo permite, me reengancho a mi dojo de Aikido, un arte marcial que me apasiona. Pero como «tiempo libre», principalmente me gusta visitar exposiciones, escaparme a algún concierto y, muy especialmente, ver a los amigos para charlar.

 


    TCoH: Bueno, para finalizar, y como es costumbre de esta sección, quiero preguntarte si sueles pensar en las musarañas.


    De alguna manera, ya os he contestado en la pregunta anterior, jaja. La respuesta es sí, cuando esa ensoñación que viene cargada de inspiraciones e ideas viene, dejo a mi cabeza pensar en ella todo lo que quiera.

 


    TCoH: Gracias por compartir tu tiempo con The church of horrors. Estamos deseando ver, leer, y escuchar tus nuevas creaciones, y gozarlas.


    Muchas gracias a vosotros por ayudarme a difundir mi trabajo y seguid haciendo una revista tan interesante. A vosotros y a vuestros lectores, os invito a seguirme y a contactar conmigo en Twitter, Facebook o mi web.


_______________

 

 

Pies de foto:


[Imagen principal] Babel Estudio. Fotografía de Demian Ortiz. Salva Rubio, autor de 'Zíngara: buscando a Jim Morrison' y guionista de cine, perteneciente al proyecto fotográfico Perdidos. Un lugar para encontrar. Dicho proyecto forma parte del largometraje documental en fase de realización, acerca de la Generación Perdida de la literatura española). Mas información en documentalperdidos.com y https://twitter.com/perdidos_docu.



Bibliografía:

 

[1] Carlos Padial (2011) La piñata, en VimeoRecuperado el 18 de febrero de 2014, desde: http://vimeo.com/14829494


[2] Salva Rubio. La versión del guionista, en ScribdRecuperado el 18 de febrero de 2014, desde: http://www.scribd.com/fullscreen/76497361?access_key=key-1el3v7puf0r3dmkmarwx


[3] Pedro J. Colombo. Minucias, en BloogerRecuperado el 18 de febrero de 2014, desde: http://www.pedrojcolombo.com/



Enlaces de interés:


Blog del libro Metal Extremo: 30 años de oscuridad (1981-2011). Recuperado el 18 de febrero de 2014, desde: http://www.librometalextremo.com/blog/

 

Twitter de Salva Rubio. Recuperado el 18 de febrero de 2014, desde: https://twitter.com/RubioSalva


Facebook de Salva Rubio. Recuperado el 18 de febrero de 2014, desde: https://www.facebook.com/salvador.rubio


Web oficial de Salva Rubio. Recuperado el 18 de febrero de 2014, desde: http://www.salvarubio.info/web/

Volver al número actual
Comentarios
Nombre (*)
Email (*) (No será publicado)
Website