Entrevista a Maud the Moth
MÚSICA

Entrevista a Maud the Moth

    Maud the Moth es una de las voces más singulares y eclécticas de la música en nuestro país. Una joya en bruto todavía por descubrir que dará que hablar a propios y extraños. Talento, pasión y desgarro: son algunas de las notas que completan el trabajo artístico de una mujer dispuesta a romper moldes. En esta entrevista ahondaremos en su forma de entender la música, sus emociones y sus motivaciones. 

 

 

    TCoH: Ante todo, bienvenida a este lugar perdido de la web que denominamos The Church of Horrors. Vamos a empezar preguntando acerca de los vídeos que aparecen bajo el nombre Maud the Moth. Podemos llegar a la conclusión que se trata de una banda, pero no es así del todo, pues se trata de un proyecto particular ¿qué es Maud the Moth? ¿Una banda, un proyecto personal en solitario o un experimento?

 

    Maud the Moth surgió como un proyecto en solitario, en el que intenté dar salida a composiciones e ideas que eran muy personales. Siempre existió la intención de compartirlo con más personas, principalmente porque me gusta mucho tocar con gente. Por tanto busqué músicos que me inspiraban, entendían lo que quería hacer y a los que admiro: para compartirlo. Algunas colaboraciones fueron más largas e intensas que otras, pero al final, al venirme a UK a vivir he vuelto a la soledad absoluta.

 


    TCoH: El primer disco es de 2011, publicado conjuntamente por Noma Records, Nooirax Producciones y Excellent Records, bajo el título Home Futile Home. ¿Qué significó este disco para ti y cómo afrontas tus nuevos proyectos teniendo en cuenta su impronta?

 

    Este disco coincidió con el inicio de una nueva vida para mí a muchos niveles. Fue duro sacarlo adelante por muchos aspectos, pero también ha sido hasta ahora el trabajo en el que más me dejé la piel y el alma, y creo que lo más sincero que he hecho nunca, en toda su imperfección. El apoyo de todas las personas que creyeron en esto y la respuesta tan inesperada e increíble que tuvo el disco significa muchísimo para mi aún hoy; y me anima a sacar adelante todas esas cosas necesarias para que un proyecto salga adelante, y que no suelen ser tan agradables como tocar o componer. Ahora estoy concentrada en sacar otro disco, aunque va bastante lento todo.



    TCoH: El estilo musical de Maud the Moth se inserta en corrientes cercanas al free-jazz o al cabaret, aunque, bajo mi punto de vista, esto no es jazz, sino rock interpretado con elementos exóticos al género. A veces creo escuchar riffs en vez de líneas melódicas de piano. Además, no escondes tus preferencias musicales cercanas al metal y otros géneros alternativos. ¿Qué hay de cierto en ello?

 

    Pues yo personalmente creo que hay todo de cierto en ello. Es verdad que partí de una formación más clásica y siempre he huido de encasillarme en estilos ya que me gusta escuchar absolutamente de todo, pero podría decirse que mis orígenes y campamento base están en el rock y el metal (en todas sus múltiples y muy complejas formas). Soy una gran enemiga de la clasificación de géneros basada en los instrumentos utilizados en ellos, y mucho más partidaria de analizar las motivaciones y el espíritu bajo cada corriente. Lo que me atrae y me influencia del rock no son las estructuras o los instrumentos, sino la emoción épica que suele tener detrás.

 

 

    TCoH: Tu voz destaca por su profundidad e intensidad; además de contar con un registro amplio y rico en matices, giros y tesituras. ¿Nos puedes contar cómo has conseguido una voz tan versátil y cautivadora?

 

    Vaya, ¡muchas gracias! Pues la verdad es que no lo sé muy bien. Siempre he cantado y la sensación que tengo al hacerlo es bastante mística. Es lo que más me gusta hacer en el mundo, y donde me siento más cómoda y segura. He crecido como cantante durante toda mi vida, a través de clases y de auto docencia, y a día de hoy sigo descubriendo cosas nuevas sobre mi voz en cada concierto. Lo de que «a tocar se aprende tocando» también se aplica a la voz, y lleva años y años conocerse y más años aún encontrarse.

 

 

    TCoH: Hay un grupo francés, poco conocido, llamado Satine, cuya cantante tiene un estilo bastante similar al tuyo. ¿Has oído hablar de él? Te lo recomiendo.

 

    ¡Pues me los has descubierto tú!. Molan, tienen un puntillo al Bcore de hace unos años bastante guay.

 

 

    TCoH: Por otro lado, las influencias que tú misma citas en tu página web, entre ellas Julie Christmas (Battle of Mice) o Amanda Palmer (The Dresden Dolls), son evidentes, a las que añadiría Gwen Stefani y Tori Amos —el tema June de tu primer disco me ha recordado a ellas—. ¡Qué pocas mujeres han podido destacar en la música alternativa, pero qué calidad atesoran! Tú puedes llegar a ser un buen ejemplo de ésto que hablo ¿dónde están los obstáculos para que una mujer triunfe en esto de la música sin ser un producto prefabricado?

 

    Creo que ser mujer tiene sus pros y sus contras. Todo lo que conlleve subirse a un escenario tiene una parte estética, que afecta igualmente, tanto a las mujeres como a los hombres, aunque desgraciadamente estemos, nos guste o no, modelados por la sociedad en la que vivimos y sea difícil escapar a los roles preestablecidos en los que para una mujer, esta parte estética suela ser más juzgada y considerada, y por tanto, haya gente que se aproveche (bien o mal) de ello. Hay mucho debate sobre este tema, y está inevitablemente ligado a todo lo que comentas. Yo he visto casos de discriminación en ambos sentidos, y ambos me parecen igualmente injustos, porque para mí, el arte no tiene nada que ver con ser hombre o mujer. Independientemente del género, creo que si quieres conseguir algo real y sólido se requiere mucha fuerza de voluntad, perseverancia, sinceridad, humildad y coherencia con tus ideales. El público que busca algo real nota esas cosas y las valora. El público que busca un producto directamente no me interesa.



    TCoH: ¿Te ves siempre cantando tras tu piano? Puede crearse la sensación en el espectador de que te resguardas tras tu instrumento, segura y fuerte ante el peligro. ¿Te da confianza tocar así? ¿Te atreverías a seguir por otros derroteros?

 

    La realidad es más bien al contrario. Siempre he cantado de pie, moviéndome y con una banda detrás. Puedo asegurar que esto es mucho, mucho más fácil y confiable que subirse sola a un escenario en el que no sólo te van a juzgar como cantante, sino también como pianista. Me ha costado encontrarme cómoda con el piano, y ahora no lo cambiaría por nada. Me encanta mi faceta de instrumentista, y aunque bien es cierto que a veces me gustaría poder ponerme de pie y generar un entorno más expresivo y dramático sobre el escenario, me encanta la libertad que tengo ahora haciendo ambas cosas.

 


    TCoH: El nombre de tu proyecto, Maud the Moth, hace referencia a un insecto que esconde un simbolismo especial. Como bien sabrás, la polilla es de la familia de las mariposas, pero a diferencia de estas últimas, la polilla es un animal nocturno, lo que las emparenta con los sueños y los secretos de la mente. Tu música es especialmente oscura e introspectiva, ¿tiene todo esto alguna relación o es un desvarío del entrevistador?

 

    Cuando he dicho que esto partió como un proyecto en solitario y personal es porque llevaba años y años cocinándose. De hecho, inicialmente el proyecto se llamaba únicamente «moth», y cuando decidí sacarlo a pasear por el mundo ya no era tan blacker y autodestructiva como corresponde a nuestra adolescencia primer/segundomundista, así que quise darle un toque de humor fabulístico inventándome un personaje, como la polilla Maud. Que es en si un eufemismo, porque un bicho que vive dos días y suele ser odiado por todo el mundo, especialmente los madrileños en verano, tenía nombre de reina noruega con región Antártida nombrada en su honor. Siempre está bien reírse de uno mismo, y es la única forma de aceptar el cambio permanente y la evolución, que es lo que para mí representan las polillas.



    TCoH: En la actualidad resides en Reino Unido. Cuéntame, ¿qué tal todo por allí? Sabes que la crisis está afectando brutalmente a los jóvenes que están emigrando a otros países —esencialmente europeos— en busca de mayores posibilidades económicas y profesionales.¿Ha sido éste tu caso en particular? ¿Tienes más posibilidad de darte a conocer allí que aquí? ¿Mayor reconocimiento?

 

    Mi emigración empezó, efectivamente, como una emigración de crisis estándar. Aunque a día de hoy, incluso habiendo tenido una comodidad mayor, lo volvería a hacer. Creo que me ha abierto los ojos y me ha dado una perspectiva que antes no tenía. Lo de las posibilidades de darse a conocer es algo que a día de hoy, desconozco. Noto que cada día me salen más conciertos, y me escribe más gente interesándose por lo que hago, pero aún me auto-gestiono yo todo y estoy lejos de vivir confortablemente de esto o de evaluar si el reconocimiento es mayor en un país que en otro.

 

 

    TCoH: Últimamente hemos podido ver un video en el que interpretas un nuevo tema con el título Empires. Es un tema desgarrador pero a la vez hermoso. Como dice una popular soleá, "como nieve en un volcán". ¿Es éste el nuevo rumbo que has decido tomar en las próximas composiciones?

 

    Igual que no me gusta el encasillamiento estilístico, tampoco me gustan los discos lineales. Lo nuevo que está saliendo es bastante variado, aunque empiezo a notar una cierta tendencia más atmosférica y oscura, y menos cabaretesca que en el primer disco. Pero el resultado puede ser totalmente imprevisible.

 


    TCoH: Este video y otro, en el cual haces una versión de Queen Adreena, aparecen con el sobrenombre de Sesiones de Madriguera. ¿Cuándo podremos ver y escuchar más de estas sesiones? En tu página anuncias que 2013 lo tienes enfocado en la composición de tu segundo disco, ¿para cuándo podremos disfrutar de él? ¿Volverás a repetir con sellos independientes españoles?

 

    En España algunas cosas, como generar este tipo de material, eran mucho más fáciles de lo que lo son en UK, donde aún no conozco a demasiada gente. Pero mi intención era hacer un ciclo de vídeos por todos los lugares por los que voy pasando, continuando la idea del Home futile home y el viaje permanente. Ahora efectivamente estoy trabajando en otro disco, pero en este caso no tengo prisa por sacarlo, y quiero estar muy segura de ello cuando finalmente se materialice. Hay muchos discos en el mundo ya, y quiero generar algo que, al menos para mí, sea totalmente necesario. Lo de los sellos no es algo que me plantee en este momento. Nooirax, Noma y toda la gente que me ha ayudado a sacar mi música adelante son más una familia que un sello y todos queremos lo mejor para que Maud the Moth se expanda cual bomba biológica y domine el mundo: así que ya veremos que planeamos cuando sea necesario. En cualquier caso, para no contestar a lo Rajoy: SÍ. Mi amor eterno a los sellos que me han ayudado está ahí, y por supuesto que cuento con ellos.

 

 

    TCoH: Para finalizar, y teniendo en cuenta que mi sección se titula Pensando en las musarañas, te quiero preguntar, ¿te pierdes en tus pensamientos a menudo o, más bien, tienes los pies en la tierra?

 

    Lo de tener los pies en la tierra nunca se me ha dado muy bien, ni me parece demasiado entretenido, así que prefiero vivir en mi propio mundo paralelo todo el tiempo que pueda. Si tenemos una cabeza es para algo, y no me parece nada de psicópata tener un mundo propio con un montón de amigos imaginarios…

 

 

    TCoH: Desde esta destartalada congregación de los horrores te deseamos suerte y los mejores augurios para este 2014. Te esperamos de vuelta por aquí.

 

    Muchas gracias, yo también espero volver pronto.

 

_______________

 

 

Pies de foto:


[Imagen principal] Laia Arqueros (2013) Maud the Moth.

 

 

Enlaces de interés:

 

Bandcamp del grupo. Recuperado el 31 de diciembre de 2013, desde: http://maudthemoth.bandcamp.com


Facebook del grupo. Recuperado el 31 de diciembre de 2013, desde: https://www.facebook.com/maudthemoth.music


Lastfm del grupo. Recuperado el 31 de diciembre de 2013, desde: http://www.lastfm.es/music/maud+the+moth


Wordpress del grupo. Recuperado el 31 de diciembre de 2013, desde: http://maudthemoth.wordpress.com

Volver al número actual
Comentarios
Nombre (*)
Email (*) (No será publicado)
Website
Xisco Garcia
Crítico musical y articulista. Director de la revista Rock I+D.
Asistiré
Néstor F.Viñeta mensual