Entrevista a Fany de la Chica
CULTURA

Entrevista a Fany de la Chica

    Un día, por casualidad, llegó a mí el tráiler del documental Tiempo entre Olivos, y dejándome llevar por el instinto de aquello que me evoca grandes emociones, quise conocer a la artista que estaba detrás de esta obra. Y encontré a Fany de la Chica.


    Fany es una joven de Jaén y la autora de este documental que habla con abrumadora naturalidad sobre la tradición de un pueblo y el peso del olivar en una de las zonas más bellas y humildes de la serranía Jienense. Afincada en Londres, no aparta sus privilegiados ojos ni de su tierra ni de sus raíces. Y así lo hace magistralmente en los 2 minutos y 53 segundos que dura el tráiler, donde logra narrar con sublimes fotogramas la crisis del olivar y la lucha por la tierra, la especulación urbanística y la emigración en la zona para acabar con un halo de fe puesta en «los nuevos» que bailan al son de la esperanza en el devenir.

 

    Abre el trailer del documental Tiempo entre Olivos una bella panorámica de Orcera, cubierto por un manto de nieve y escoltada por la serranía de Segura, dando paso a un día invernal de recogida de la aceituna. Domingo, uno de los protagonistas, narra versos de Miguel Hernández, mientras deja un rato la vara y se seca el sudor...

 

    Se suceden escenas cotidianas al calor de la lumbre mientras se hacen las gachas, con las sillas sacadas a las puerta de las casas en las largas tardes del bello verano, sin duda el mejor sitio para arreglar el mundo y donde Dominga y sus amigas aprovechan para hacer buena crónica del que va, el que viene, del que se fue y ahora vuelve para las fiestas del pueblo. Pasan las estaciones en la Sierra de Segura...

 

    Me emocionan especialmente las escenas del viejo Aniceto. Será porque me recuerda muchísimo a mi abuelo Isidoro y porque su mirada vidriosa rebosa humildad en todas las acepciones posibles de la palabra. Mucha vida, mucho pasado, mucho trabajado y mucho saber.

 

    Quise acercarme un poco más a Fany de la Chica a través de unas preguntas, que ella amablemente y desde la lejanía de las Islas Británica, responde.

 

TCoh:¿Qué llevó a una chica de Jaén a ser cineasta?

 

    No lo sé. Supongo que un cúmulo de acontecimientos encadenados. No soy la típica que tras ver una película dije «quiero hacer cine». Qué tonta e irreal me parece la gente que dice eso. Creo que al igual que hay gente que tiene cualidades para ser un buen pintor o cantante, hay gente que tiene cualidades para ser un cineasta; y en mi caso yo creo que una de esas cualidades la tengo, y es observar. Algo que parece tan simple y que puede resultar tan insignificante. Un cineasta tiene que saber observar, y no todo el mundo tiene esa cualidad.


        «Un cineasta tiene que saber observar, y no todo el mundo tiene esa cualidad».


TCoh: Nos gustaría conocerte un poco más y acercarnos a tu trayectoria hasta ahora.

 

    Empecé a realizar cortometrajes con 17 años; eran vídeo creaciones experimentando con animación, documental... En la mayoría de los casos yo misma componía la música. Después con 22 años realicé mi primer documental titulado Viaje de ida y vuelta para el que conseguí una subvención de la ICAA. Fue emitido en TVE y preseleccionado para los Goya. Después vinieron otros dos documentales producidos por mí en colaboración con diferentes artistas en otros campos, hasta hoy que me encuentro con Tiempo entre Olivos en post producción, mi primer largo documental el cual estoy deseando terminar.


TCoh: ¿Cómo integras el arte en tu día a día?

 

    ¡Ufff! Integrar el arte es difícil ahora mismo ya que trabajo en una agencia y los clientes no dejan mucho margen de actuación...

 

TCoh: En referencia a la película Tiempo entre Olivos, ¿cómo surge la idea? ¿Los personajes? ¿El entorno? ¿Cuándo y dónde podremos ver el film?

 

    La idea surgió hace muchísimo tiempo. Yo ya conocía la zona donde rodé porque tengo una amiga que es de allí y estuve en las fiestas de Orcera cuando tenía 16 años. Mi padre también solía ir mucho por la zona. Sentí que tenía que hacer un documental sobre mi tierra, la problemática del olivar y la cultura del aceite. Investigando descubrí que precisamente en la Sierra de Segura era donde los olivareros tenían más dificultades para hacer rentable el negocio del aceite por la naturaleza del terreno montañoso y por eso decidí irme allí a grabar. Mi amiga Cuca y su familia me ayudaron a encontrar a la familia de Aniceto y Dominga, alojamiento, etc... Sin ellos esté documental no hubiera sido posible.

 

 

TCoh: Una jienense viviendo en Londres. ¿Qué son para ti las raíces y qué peso tienen en tu obra?

 

    Es una de las razones por las que hago este documental, así que mucha importancia. Mis otros documentales los grabé en el Sahara, en Palestina o en Camboya... Quería dedicar uno a mi cultura.

 

TCoh: Hemos visto que también financias una productora de cine. Háblame un poco sobre ChicaStories.

 

Chicastories soy yo. En Londres me dicen «chica» porque mi apellido es de la Chica, así que la productora se llama «las historias de chica». La excusa perfecta para colaborar con otros artistas y que salga algo grande.


        «Investigando descubrí que precisamente en la Sierra de Segura era donde los olivareros tenían más dificultades para hacer rentable el negocio del aceite por la naturaleza del terreno montañoso y por eso decidí irme allí a grabar». 


 

TCoh ¿Cómo ves la situación actual en nuestro país para artistas como tú?

 

    Muy negro... Hay que hacerse un nombre primero y entonces puede que sea fácil.

 

TCoh: Te hemos visto recientemente en la Berlinale representado, cómo no, a tu tierra. ¿Qué tal la experiencia?

 

    A la Berlinale he ido en calidad de directora de documentales. Nos han seleccionado a 300 de 2000 postulantes de todo el mundo y ¡ha sido una experiencia increíble! He hecho muchos amigos y contactos y me he sentido muy privilegiada.

 

TCoh: Y ya para acabar, ¿cuáles son los proyectos y sueños de Fany de la Chica?

 

    Vivir de lo que me gusta y de lo que mejor se hacer... Puedo de dicarme a otras cosas, pero como artista necesito crear y crear es lo que le da sentido a mi vida.

 

    Gracias a Fany de la Chica por reivindicar el honor de la tierra del olivar, por contar una realidad y poner voz a los que casi no la tienen. Gracias por llevar por el mundo tu mirada enraizada y visionaria. Gracias, simplemente, por hacer algo tan sumamente bello.


_______________


Pies de foto:


    [Imagen principal] Cedida por Fany de la Chica. Fany y Domingo. (2014).


    [Segunda imagen] Cedida por Fany de la Chica. Dominga y sus amigas. (2014).


Enlaces de interés:


    Trailer de Tiempo entre Olivos.


    Página Web del documental.  

 

Volver al número actual
Comentarios
Nombre (*)
Email (*) (No será publicado)
Website