Pietro, el fascista
HISTORIA

Pietro, el fascista

    Una silla, un pelotón de fusilamiento y un hombre de apellido Caruso, pero no el tenor napolitano.

 


    Pietro es conducido hacía una silla. A su espalda, un pelotón de Carabinieri. Los hechos ocurren el 22 de septiembre de 1.944, en Forte Bravetta, a las afueras de Roma.


    Seis meses antes, el Gruppi d’Azione Patriottica colocó un fuerte explosivo en un carrito de basura en la Via Rasella de Roma, que estalló al paso de una compañía que formaba el Tercer Batallón del Polizeiregiment Bozen, formado por soldados italianos germano-hablantes que habían luchado con la Wehrmacht en el frente ruso. El resultado del atentado: 31 muertos.


        «Pietro, jefe de la policía fascista, recibe el encargo de seleccionar 80 personas, manifiesta sus quejas ante las autoridades nazis y finalmente consigue reducir el número a 50. Supervisa y es partícipe de las ejecuciones».


    Adolf Hitler, al enterarse de la noticia, ordena personalmente que se ejecuten a 10 civiles italianos por cada soldado muerto. Las represalias no se hacen esperar demasiado y al día siguiente, el comandante de la Gestapo en Roma, Herbert Kappler, elabora una lista con 335 desgraciados que serán fusilados de cinco en cinco en el interior de las Fosas Ardeatinas, unas minas abandonadas cercanas a la ciudad eterna. De las 335 víctimas, Pietro, jefe de la policía fascista, recibe el encargo de seleccionar 80 personas, manifiesta sus quejas ante las autoridades nazis y finalmente consigue reducir el número a 50. Supervisa y es partícipe de las ejecuciones.


    Cuando es apresado y después de sus declaraciones, el Tribunal Superior encargado de juzgar las acciones fascistas lo condena a morir como un infame y un traidor de la patria: de espaldas y sentado en una silla.


    Los hechos ocurren el 22 de septiembre de 1.944, en Forte Bravetta, a las afueras de Roma. Pietro Caruso ya está sentado en la silla, las autoridades y el cura comprueban que todo está correcto. Se da la orden y los certeros disparos acaban con la vida del reo. Se certifica la muerte y en una ambulancia llega el féretro que recoge los restos.


_______________

 


Pies de foto:


[Imagen principal] Carl Mydans (1944) Execution of Pietro Caruso, Fascist Police Chief of Rome.

Volver al número actual
Comentarios
[01 may 2014 11:14] Miguel Dávila escribió:
Recomendación cinéfila sobre la masacre de las Fosas Ardeatinas:
Muerte en Roma (Rappresaglia; dir. George Pan Cosmatos, 1973)
[01 may 2014 15:54] Valentín Rodríguez Cámara escribió:
Tomo nota de la recomendación Miguel. Gracias.
Nombre (*)
Email (*) (No será publicado)
Website