Entrevista a Trepàt
MÚSICA

Entrevista a Trepàt

    Trepàt es una banda granadina compuesta por cinco jóvenes entusiastas, almas inquietas interesadas en las múltiples variantes que puede ofrecer un grupo de rock alternativo hoy día. Siendo bastante complicado encasillarlos en un género concreto, el sonido que los define es auténtico, desarrollando un ambiente que hipnotiza al oyente y hace que éste encuentre nuevos matices y detalles con cada escucha. Sin duda, uno de los grupos más interesantes en la escena nacional actual.

 

 

    TCoH: ¿Cómo surgió la idea de crear el grupo? ¿Os conocíais de antes?  


    La idea la tuvieron Juanlu y Patricia, aunque las otras también habían jugueteado con la música anteriormente, especialmente Maricarmen, quien ha dedicado su vida a estudiar el oboe en profundidad. Nos conocíamos poco, el nexo de unión fue Juanlu. Él nos engañó. Después de un concierto nefasto de éste en solitario, pensó que quizás aquello de buscar una banda le arroparía. Fue entonces cuando enganchó a Patricia y ambos se pusieron a tocar y a grabar algunas cosillas. Lo que motivó formar el grupo con urgencia fue un concierto cercano que ya tenían cerrado, aunque no tenían banda. Así nació Trepàt.

 


    TCoH: Entonces, ¿la única que ha tenido una formación musical previa ha sido Maricarmen?


    Sí, Maricarmen ha sido la única que ha estudiado con constancia académica, eso nos ayuda mucho a la hora de corregir ciertas locuras. Los demás hemos tocado con amigos o bandas «de verano» pero este es el proyecto más serio hasta el momento. Miriam, además, toca en Monte Terror, pero eso comenzó después de que arrancase esta aventura…

 


    TCoH: El nombre de Trepàt, ¿de dónde viene?  


    Trepàt es el apellido de Berthe Trepat, un personaje terciario de Rayuela de Julio Cortázar. Una pianista cuya historia nos cautivó. Las dos primeras semanas nos llamábamos así, «Berthe Trepat». Pero en Granada nadie sabía pronunciarlo y no queríamos caer en el olvido. Así que nos quedamos con Trepàt. Pusimos ese acento ahí, de manera intencionada, pero la gente sigue llamándonos «los tréhpah». En fin…

 


    TCoH: Hablando de Granada, es una ciudad increíble, cuna de muchos grupos interesantes, ¿cómo es vuestra relación con dichos grupos? ¿Hay alguno que os interese y destacarías especialmente?  


    Claro que hay relación y claro que es increíble, este grupo no existiría si no fuese por esta ciudad, por lo cercano de la creación musical, lo presente que está. También existe cierto feed-back entre los grupos y su actividad. Se colabora, se inventa, se reinventa. Nos llevamos bastante bien. Es muy fácil encontrarte de noche por los bares, los conciertos… de cachondeo. Pues nos sorprende el directo de Pájaro Jack o Aurora y nos apasionan trabajos como el de Guadalupe Plata o Chin-yi. Hay mucha escena, cada año se muestra en el Concurso de Bandas Emergentes del Planta Baja. Todos los años aparecen nuevas bandas a las que seguir la pista. De la nueva escena podríamos decir: Copa Turbo, Éter, Brio Afín, Los Galgos…

 


    TCoH: Cuando salís por la ciudad, ¿qué lugares destacarías de interés? (tiendas, garitos, sitios para conciertos, parques, etc.)  


    Tiendas: Discos Bora Bora, Discos Marcapasos, La Lonja, Tetera y Kiwi, Entrópiqa, La Enriqueta, Librería Bakakai… Garitos: Meridional, Boabdil, Papaupa, Tabarca, El Apeadero… Conciertos: Plantabaja, Polaroid, Playmobil, (cada vez hay menos sitios donde poder tocar, esa es una gran verdad). Parques: LA VEGA, la sierra… el ojo de granada, el lavadero del realejo.

 


    TCoH: ¿Cómo es vuestro local de ensayo?  


    Ahora muy cuco y confortable, es como nuestra casa. Tiene sofás super cómodos, hervidor de té y frigo. Hemos pasado por ratoneras y cocheras cucaracheras inolvidables.

 


    TCoH: Supongo que al igual que muchos, tuve la suerte de conoceros por el surrealista vídeo[1] que planteasteis para la campaña de crowdfunding, ¿de quién fue la idea? ¿Quiénes son las personas que os acompañan en dicho vídeo?  


    La idea fue toda de Leocricia Sabán, nos pusimos en sus manos como humildes cobayas y lo disfrutamos… Los personajes que aparecen en el vídeo son amigos que, a pesar de todo, nos quieren mucho. De ese vídeo nació un amor.

 


    TCoH: ¿Cómo fue la reacción de la gente a la campaña de crowdfunding?  


    Absoluto desconcierto y risas por lo absurdo. Lo guay es que la gente veía el vídeo varias veces ya que las imágenes eran muy rápidas y bueno, para entender qué carajo estábamos haciendo rodeados de ese bizarrismo: una mantis religiosa y un «nosequequé».

 


    TCoH: Gracias al dinero recaudado, pudisteis grabar y sacar a la luz vuestro nuevo trabajo La fiesta oscura, ¿dónde grabasteis y quiénes se han encargado de la edición del mismo?  


    Hemos grabado en Sevilla en los estudios de La Mina con la producción de Raúl Pérez y la masterización ha corrido a cargo de Mario G. Alberni en los estudios de Kadifornia en Cádiz. Hemos editado el disco con Meridiana y Miel de Moscas.

 

 

 


    TCoH: En cuanto al artwork, ¿quién está detrás?  


    El trabajo ha sido de Pablo Peña, más conocido como el carismático bajista de Pony Bravo. ¡Ojo al diseño de las camisetas! También de él.

 


    TCoH: Qué os parece este nuevo giro de la industria musical donde, cada vez más, los grupos ganan dinero con los conciertos y no tanto con la venta de discos? (vosotros mismos ofreceis vuestros trabajos de forma gratuita en el bandcamp).


    Por un lado nos gustaría que a la gente le emocionase tanto el formato físico como a nosotros, como algo material y por lo tanto artístico. Sentimos las tiendas de discos como lugares espirituales. Ahora, por ejemplo, estamos muy contentos de participar en el Record Store Day de Discos Marcapasos con un acústico. Por otro lado, la velocidad a la que viajan las canciones por la red es algo imparable, es increíble que puedas bajarte un remix de un productor tailandes en un ratillo de búsqueda. Ese acceso al conocimiento nos apasiona. Aunque hay ciertos limbos en los que nos perdemos. Nos gusta tocar, nos gusta componer, nos gusta el duro trabajo que conlleva preparar un directo, conseguir remover los intestinos del público presente. No estamos acostumbrados a grabar discos, aunque esta experiencia en La Mina nos ha servido para aprender a ver, escuchar y sentir la música de otra manera. Volviendo a la pregunta… la problemática de no vender discos ya no sabemos hasta qué punto es problemática.

 


    TCoH: Centrándonos en vuestro trabajo, creo que se presenta de una manera absurda intentar etiquetar la música que hacéis, aunque es cierto que hay un toque que suena a «Andalucía», ¿era vuestra intención buscar algo así?  


    Las composiciones de Juanlu siempre han sonado muy enraizadas. Sus influencias literarias, Lorca, sus videojuegos, su Tolkien, el flamenco, la montaña… una oscuridad que recuerda a una Andalucía antigua. El combo explosivo lo hemos montado entre todas. No buscábamos sonar a nada porque no teníamos nada claro a qué queríamos sonar. Simplemente tocábamos y lo que salía…

 


    TCoH: ¿Cómo componéis vuestras canciones?  


    Normalmente, Juanlu compone el esqueleto de la canción (letra, melodía de voz, acordes iniciales y estructura) y ,después, en el local de ensayo la trabajamos. Cada uno va componiendo su instrumento, la tocamos en bucle, van saliendo cosas… Muchas veces la estructura cambia, incluso las notas, por lo que es un proceso machacado, muy en equipo.

 


    TCoH: Muchas veces, en la búsqueda de lo original y un estilo personal, los artistas dejamos de lado nuestra esencia. Eso no pasa con Trepàt, habeis conseguido crear un sonido muy particular que, además, suena fluido, natural, como si realmente fuera algo sincero vuestro, ¿cómo se consigue esto en un grupo donde cinco mentes trabajan en la creación?


    El trabajo de Trepàt en el local de ensayo es buscar el sonido para esa melodía o letra que anteriormente se ha compuesto, basado en la observación vital y hacer transmitir con cada uno de los sonidos un paisaje de emociones que se perfecciona y enriquece con el tiempo. Cinco mentes ralentiza el trabajo, pero a costa de este tiempo, produce un resultado más fino y acertado, sin alejarse del espíritu que une al grupo, que aunque tengamos inevitables diferencias, somos muy parecidos.

 


    TCoH: Una cosa que me llama la atención es la forma en la que Juanlu utiliza la voz. En ocasiones más que cantar grita, a veces parece lamentarse y en otras emitir gemidos que pueden resultar incluso sensuales. Es algo que da mucha intensidad a la música que hacéis, ¿esta forma de cantar es algo que Juan tenía desde el principio o fue algo que ha ido construyendo a lo largo del tiempo que lleváis juntos?


    Este recurso se produce con un pequeño vuelco de alguno de los músculos de las cuerdas vocales. Y volver a su estado normal para seguir cantando y entonando correctamente se consigue practicándolo mucho. El «gritito» final es un recurso que he aprendido con el tiempo —habla Juanlu—, lo empecé más sutil, pero poco a poco lo adquirí con más intensidad. Cada vez requería más de este recurso para expresar la intensidad de las letras. Para darle ese carácter dramático, sado, de euforia, de excitación…

 


     TCoH: Me gustaría felicitar personalmente a Miriam, porque su línea de guitarra es algo que merece destacarse. En las canciones, pocas veces escuchamos acordes o riffs, sino que más bien es un arrancar notas de un punteo constante, dando un protagonismo a la guitarra que no tiene en otros grupos, ¿por qué esta manera de tocar?


     ¡Muchas gracias! No soy ninguna virtuosa —habla Miriam— y eso lo tengo bien claro. Sinceramente, no busco una línea compositiva determinada o cercana a lo correcto, porque sencillamente no se. No he estudiado música. Es algo muy instintivo. Son melodías que se me ocurren en el momento de trabajar la composición del tema en grupo. Punteillos, ruedas, ciclos que no se de qué manera tengo que completar. Es como una lógica del oído que tengo que seguir y cuando no me cuadra, no me cuadra. Cuando esa rueda sincroniza con el bajo, me hipnotiza. Me encanta estirar las cuerdas y sacar sonidos disonantes, pisar el wah wah, apretar el trémolo y meter pánico.

 


    TCoH: Por supuesto, no hay que menospreciar el contenido melódico y rítmico del resto de los instrumentos. Siempre conseguís generar momentos de contraste y confusión que se funden con melodías suaves y apetecibles donde, quizás, el oboe pone de manifiesto la parte más enternecedora de Trepát. ¿Cómo se lleva todo esto al directo?


    Con mezclas locas de oboe y sintes. En el directo no siempre se sonoriza con acierto el oboe, es complicado. No es un instrumento muy utilizado en conciertos de este tipo y hacerlo, a veces, trae dolores de cabeza. No dejamos de producir esos altibajos sonoros. De lo enternecedor, que no ñoño, a lo más duro. Todo esto se lleva al directo con mucha concentración y pasión. Y muchos nervios (buenos) que esperamos nunca perder.

 


    TCoH: ¿Dónde fue vuestro primer concierto?


    Nuestro primer concierto fue en el «Pachamama», un garito de Granada. Aún no estaba Rocío en el grupo y teníamos una colaboración con nuestro colega Alejandro (miembro de Copa Turbo) tocando el triángulo… La verdad es que en ese concierto no podíamos imaginar lo que llegaríamos a ser hoy, nos lo pasamos genial y vinieron todos nuestros amiguillos a vernos. Digamos que ese fue el comienzo de toda esta aventura.

 


    TCoH: ¿Tenéis alguna anécdota referente a los directos que habéis dado?


    Tenemos unas cuantas y bastantes cómicas… Desde olvidarnos traer la guitarra al concierto, a que Juanlu se equivocase y se pusiera unos pantalones de pitillo de mujer con millones de tachuelas brillantes para el directo. También tras algún concierto hemos terminado durmiendo en algún parking o en el hospital, porque un amigo se había hecho un esguince de tanto bailar… Todo muy precario, pero es lo que a nosotros nos encanta.

 


    TCoH: En cuanto al nombre de las canciones y las letras, ¿son todas obras de Juanlu?


    Las letras las compone un ewok que se deja caer por el edificio trepàt dos veces en semana. Es bastante amable con nosotros. Pero nos tiene amargados con amenazas continuas a no producir letras. Es un genio, pero muy cabrón.

 


    TCoH: Quizás sea una impresión subjetiva, pero parece que existe cierta negatividad en la mayoría de las letras, ¿por qué?


    Porque el proceso de búsqueda de las respuestas inalcanzables para el ser humano produce cierto halo negativo que da firmeza a lo positivo. Aquí no se plantea la negatividad como lo opuesto al bien o a la felicidad, sino una herramienta necesaria para adquirir una estabilidad emocional, un equilibrio y por supuesto un método para llegar a la respuesta buscada.

 


    TCoH: También tenéis canciones donde los instrumentos son los únicos protagonistas. Boabdil es una canción que merece destacarse en este sentido. ¿Os sentís más cómodos tocando sin voz o con ella?


    Creo que nos sentimos cómodos de las dos maneras. No hay que olvidar que la voz es un instrumento más y así como en algunas canciones prescindimos del sinte o de percusiones, también nos gusta prescindir de la voz y darle protagonismo al resto de sonidos.

 


    TCoH: Para vuestro último trabajo, habéis rescatado dos canciones de vuestro EP, ¿por qué?, ¿significan algo especial para vosotros?


    Realmente, han sido cuatro canciones. En La fiesta oscura queríamos demostrar la evolución musical. Así, lo que en La línea infinita era «Preludio», se fue convirtiendo y madurando en «Nómadas». Luego «Ruperto», «Martirio» y «Miles de estrellas» desde la maqueta hasta el LP habían cambiado, habían cogido más fuerza, más ritmo y era algo que queríamos y teníamos que enseñar.

 


    TCoH: En una de estas canciones —Miles de estrellas—, habéis creado una colaboración maravillosa con un cantante granadino, ¿quién es? ¿Tenéis pensado más colaboraciones en el futuro?  


    Es nuestro amigo Jose Daniel «Pepeda». Lo conocíamos de Granada y un día se nos ocurrió juntarnos y probar «a ver qué pasaba». El resultado fue tanto sorprendente como agradable y quedamos encantados con él y él con nosotros. Tenemos muchas ganas de ponernos a experimentar de nuevo con Pepeda y preparar nuevos proyectos.

 


    TCoH: Para este último trabajo, también habéis editado un vídeo[2] para la canción Martirio ¿de quién fue la idea y quién está detrás de su realización?


    La idea y la realización fue de Leocricia Sabán y Fabián García. Tanto Leo como Fabi ya habían colaborado con nosotros (Leo con el vídeo del crowdfunding y Fabi con las fotos), sabíamos que trabajan de puta madre y lo teníamos claro. Con Martirio han hecho un trabajo super chulo y estamos contentísimos, además de que el videoclip está teniendo una gran acogida y está gustando mucho.

 


    TCoH: Aunque la publicación de La fiesta oscura está muy reciente, ¿estáis considerando ya la posibilidad de empezar a trabajar en otro álbum?


    Claro, eso siempre hay que tenerlo presente. Trepàt todavía tiene mucho trabajo por delante y por supuesto queremos seguir haciendo cosas nuevas, haciendo música que es lo que más nos gusta. No dejan de aflorar nuevas puntas de icebergs de lo que serán futuros temas.

 


    TCoH: Para ir acabando, me gustaría acercarme a vuestros gustos particulares para conoceros mejor. ¿tenéis aficiones aparte de la música?


    Nos gusta inventarnos historias, el cine, la montaña, tontear, salir de fiesta y volvernos locos.

 


    TCoH: ¿Estudiáis o trabajáis?


    Trabajamos todos. De una forma u otra siempre estamos trabajando. Los estudios quedaron atrás con las carreras, másters y demás…

 


    TCoH: ¿Qué grupos musicales, a nivel internacional, os interesan en la actualidad?


    Warpaint, Dirty Beaches, Toy, The Soft Moon, Mount Eerie, Atlas Sound, Savages, Electrelane, Las Kellies, The fields, Caribou, Juana Molina, Nicolas Jaar, Yo la tengo…

 


    TCoH: ¿Y a nivel nacional?


    Disco las palmeras!, Juventud Juché, Perro, Lorena Álvarez, Za!, Trajano!, Allfits, Juanita y Los feos, El niño del elche, A german brunet, Viento Smith, los alambres, Copa Turbo! GAF, Boreals, Edredón, Lasers…

 

 

    TCoH: Películas, series de televisión, libros, cómics, páginas webs… ¿algo que destacar?


    Web: mundotoday, el tumblr de la de Grimes…


    Comics: Nada más importa de Aitor Saraiba, Persépolis de Marjane Satrapi,


    Libros: Los vagabundos del Dharma de Kerouak, Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas de Carlos Prieto, Poeta en Nueva York F. G. Lorca…


    Series: Hora de aventuras, A dos metros bajo tierra

 


    TCoH: Muchas gracias por concedernos esta entrevista. En nombre de The Church of Horrors, me gustaría daros la enhorabuena por el trabajo de gran calidad que estáis llevando a cabo. Estoy seguro de que nunca dejareis de sorprendernos con las propuestas que tenéis entre manos.


_______________

 


Pies de foto:


[Todas las imágenes] Fabián García Cuevas (2014) Trepàt.

 


Enlaces de interés:


[1] Trepàt crowdfunding performance, en Youtube. Recuperado el 24 de abril de 2014, desde: https://www.youtube.com/watch?v=MtmXpTXtCcE


[2] Videoclip oficial de Martirio, en Youtube. Recuperado el 24 de abril de 2014, desde: https://www.youtube.com/watch?v=pcYEdtWQvxI


Bandcamp de Trepàt. Recuperado el 24 de abril de 2014, desde: http://trepat.bandcamp.com


Página oficial de Trepàt en Facebook. Recuperado el 24 de abril de 2014, desde: https://www.facebook.com/Trepatgranada


Meridiana, booking & management (para contratación de Trepàt). Recuperado el 24 de abril de 2014, desde: http://meridianamusical.es

Volver al número actual
Comentarios
Nombre (*)
Email (*) (No será publicado)
Website